El beneficio del SEO en toda estrategia de marketing digital

El beneficio del SEO en toda estrategia de marketing digital
 

Entender el significado del término SEO (Search Engine Optimization), es relativamente sencillo. Se trata, básicamente, de un grupo de procesos o acciones que ayudan a mejorar la visibilidad de un sitio web (una URL), en los resultados orgánicos (no de pago), de un buscador (por ejemplo, Google), para una palabra clave determinada.

Todas las acciones que se pueden llevar a cabo para mejorar la visibilidad en los resultados naturales de un sitio web, se conocen como factores de posicionamiento. Estos factores de posicionamiento, agrupan aquellos elementos que afectan o pueden afectar al orden en que un sitio web pueda ser mostrado, en los resultados que ofrece un buscador para una búsqueda determinada. En resumen, determinan la posición de una web en los listados que ofrece un buscador, ante la búsqueda de un usuario.

Normalmente, se habla de más de 200 factores de posicionamiento, y conocerlos y dominarlos es la parte fundamental del trabajo relacionado con el SEO. Desgraciadamente no hay un listado “publicado” por cada buscador (por ejemplo, Google), sobre la importancia de unos u otros factores. Por eso, todo lo que se sabe al respecto y en qué medida afectan en la posición de una web, se lo debemos al trabajo incansable e impagable de una comunidad SEO, amplísima en todo el mundo. Gracias al ensayo y error o a lo que se conoce como el I+D del SEO, se van conociendo estos factores y su relevancia.

Para que un SEO pueda realizar con éxito su trabajo, debe utilizar algunas herramientas que hay en el mercado. La competencia entre ellas es muy fuerte ya que las hay totalmente gratuitas, otras con capacidades gratuitas y de pago y algunas (las mejores), totalmente de pago. Estas herramientas, muy conocidas en el sector, tratan de destacar con una estrategia de marketing que abarca muchos puntos, entre ellos la publicación de estudios sobre cómo afectan los distintos factores de posicionamiento.

Una de las grandes (e imprescindibles) herramientas para el trabajo de un SEO es SEMRush, (un software para profesionales SEO/SEM que permite analizar tus datos y los de la competencia), que en su estudio de los factores de posicionamiento en este año 2017, ha destacado en orden de importancia, factores como:

  • El tráfico de una web es el factor más determinante. El número de visitas determina la popularidad y la relevancia de una web de forma natural. Las páginas con más tráfico son premiadas con mejores posiciones.
  • La experiencia del usuario en una página, determinado por valores como: el tiempo que permanece en la página, el número de páginas que visita por sesión o el porcentaje de rebote.
  • El número de Dominios desde el que enlazan a una página web. No solo el número, sino la calidad, valoración y temáticas de los mismos.
  • La longitud del contenido. No es que haya un número de palabras que determine que un artículo posicione bien o mal, pero Google entiende que poco contenido, no es interesante para el usuario. Además, a más contenido, más opciones de hacer entender a Google de que va el contenido.
  • Optimizar el SEO dentro de tu página (SEO On page) al máximo, en relación a una palabra clave determinada.
  • Inclusión de elementos en la web, que mejore la experiencia del usuario, como por ejemplo los vídeos, que además de enseñar mejor el producto, hace que aumente el tiempo en página.

El SEO es mucho más que controlar algunos factores

No hay duda, que controlar al máximo todos los factores de posicionamiento, es una ventaja para una web. Sin embargo, pensar que el SEO solo tiene la función de optimizar la visibilidad de una web en un buscador, es no entender cuál es el objetivo de la optimización en buscadores, y cómo puede ayudar directamente en la estrategia de marketing de cualquier proyecto digital.

El SEO, o la optimización en buscadores, es un todo, que nos debe hacer entender muchas de las cosas que suceden en Internet, y que, sabiéndolas, nos permiten preparar una estrategia de marketing digital mucho más certera. Tratando de optimizar al máximo la inversión, para llegar a los objetivos prefijados en al mínimo tiempo posible, y con los mínimos recursos invertidos.

El SEO nos ayuda a entender cómo nos buscan: la Palabra Clave

SEO la piedra angular de tu estrategia de marketing palabra clave

La Palabra Clave y el SEO

Uno de los errores más frecuentes, es creer que el usuario busca en Internet como lo podría hacer uno mismo. Y no sería la primera vez, que algún cargo importante de una empresa, ha decidido que se trabaje una web, para posicionar determinadas palabras clave, que son las que él pensaba que el usuario utilizaría para encontrarles. Nada más lejos de la realidad.

Google es el buscador por antonomasia y los algoritmos que utiliza para determinar el orden de las páginas que muestra en sus resultados, avanzan de una manera imparable. Ya se habla mucho de la web semántica o la capacidad de “Google de interpretar” un contenido, más allá de las palabras clave específicas y de cómo Google va a empezar a ofrecer resultados en función los muchos contenidos que hay dentro de una web. Esto es determinante y algo en lo que hay que trabajar, pero no le quita importancia a la elección de una palabra clave correcta.

La palabra clave es el término, o términos que un usuario escribe en el buscador, y es, nos guste o no, la primera referencia que tiene ese buscador para intentar interpretar que necesita ese usuario. Por tanto, la elección de la palabra clave correcta es de vital importancia.

Por lo tanto, empezar una estrategia de marketing digital, sin saber exactamente cómo nos están buscando, es un alarmante (y muy frecuente) error. De hecho, es muy fácil posicionar una página web con un término que nadie busca… pero, ¿para que nos sirve salir los primeros para una palabra clave que nadie utiliza para buscar lo que ofrecemos? La respuesta es sencilla, para nada.

Por tanto, en cualquier trabajo SEO, uno de los pasos fundamentales es llevar a cabo un estudio de palabras clave del sector. No importa si hablamos de viajes, coches, joyas o balones playa… necesitamos analizar con certeza, cómo se buscan esos términos en Internet. Conseguiremos una información valiosísima sobre los términos que nuestros futuros usuarios utilizan para llevar a cabo sus búsquedas. Así pues, tendremos una información directa sobre el comportamiento del usuario respecto al tema que nos interese. Hay muchas herramientas para llevar a cabo esta investigación, empezar con el Google Keyword Planner (disponible en la herramienta de Adwords), las sugerencias y comandos de búsqueda de Google y las búsquedas relacionadas, son siempre una buena manera de determinar las palabras clave por las que se buscan nuestros productos o servicios. De esta forma empezaremos una estrategia online con datos reales, no con pensamientos e ideas previas, del todo subjetivas.

El SEO debe determinar la estructura de la web

No seremos nosotros los que restemos importancia y valor a un buen diseño y una correcta estética web. La imagen es fundamental, y en un mercado tan competido como es la red de redes, la forma en que nos mostramos, puede ser una ventana (nunca mejor dicho) al éxito o al fracaso.

No es menos cierto que cuando los buscadores estaban empezando y las páginas web eran muy sencillas, donde el diseño casi ni estaba presente, el conseguir una estética determinada y única podía ser una gran ventaja. Muchas agencias de comunicación siguen vendiendo ese concepto, como algo diferenciador, y lo es, porque no hay duda que lo que nos entra por los ojos, puede determinar, en muchas ocasiones el destino de nuestras decisiones. Pero ya con eso solo, ya no basta.

Cuando utilizamos el SEO como una de las partes fundamentales de la estrategia digital, podemos determinar muchas de las cosas que deben aparecer en una web, y sobre todo algo tan importante como la estructura de una web. Cuando se realiza un estudio de palabras clave, conseguimos conocer cómo nos buscan nuestros posibles usuarios, y usarlo en nuestro beneficio. Pero ahí no queda la cosa, ya que una de las grandes razones al hacer un estudio de palabras clave es analizar los patrones de búsqueda de nuestros posibles usuarios. Es decir, ser capaces de decidir, con datos, algunos de los aspectos fundamentales de nuestra página web. Como por ejemplo, la forma en que los usuarios esperan ver categorizados nuestros productos o servicios. De esta forma conseguiremos mostrar algo que, efectivamente, esperan encontrar.

Del mismo modo, podemos descubrir desconocidos e inesperados nichos de mercado que no habíamos tenido en cuenta. Determinando los patrones de búsqueda pueden aparecer productos que no teníamos en mente, o cuya importancia en Internet y en nuestro negocia habíamos menos preciado o descartado de antemano. De esta forma podemos ofrecer una puerta de entrada a nuestros usuarios, a través de lo que otros no han potenciado.

El SEO para analizar a la competencia

SEO la piedra angular de tu estrategia de marketing Competencia

SEO la piedra angular de tu estrategia de marketing Competencia

Internet es un mundo de grandes posibilidades, de eso no hay duda. Hoy en día, gracias a los distintos sistemas de gestión de contenidos (o CMS), es relativamente sencillo montar una web y ofrecer un producto al otro lado del mundo. Esa capacidad es, al mismo tiempo una gran desventaja, porque el grado de competencia es extraordinariamente exponencial. Del mismo modo que uno puede vender un producto en cualquier lugar…. hay miles de páginas que ofrecen lo mismo y van dirigidas al mismo público objetivo. En este sentido, la posibilidad que te brinda el SEO, para destacar en los resultados de búsqueda es oro puro.

¿No te encantaría saber lo más posible de toda esa competencia? Sin duda, la inteligencia competitiva está a la orden del día y es claramente una tendencia de futuro. En determinados mercados es ya la base sobre la que se fundamentan todas las decisiones. El SEO, permite que tu estrategia de marketing digital tenga datos de la competencia y eso, en un mercado tan competitivo es una ventaja que no se debe despreciar.

Determinadas herramientas que se utilizan para el posicionamiento en buscadores, como Ahrefs, Majestic SEO, Sistrix o SEMrush (entre muchas otras), nos ofrecen datos sobre la competencia. Gracias al SEO, analizamos las palabras clave que usa nuestra competencia, con que búsquedas posiciona mejor o que tipo de contenidos son los que encontraremos en sus páginas. Y podemos relacionar todos esos datos, con volumen de búsqueda, visitas, o coste por ese clic, por lo tanto, podremos determinar aspectos como, cuáles son sus contenidos que mejor posicionan o que tipo de palabra clave son las que usan en su estrategia de marketing en buscadores. Además de páginas y páginas de información valiosísima.

Por otro lado, también nos bridan datos sobre otro de los pilares del trabajo SEO, como son los enlaces que recibe una web. De esta forma conoceremos que otras páginas enlazan a webs de nuestra competencia, la frecuencia y que tipo de enlaces son, entre muchos otros datos que son vitales para concretar nuestra propia estrategia.

Gracias al SEO podremos descubrir que es lo que hace la competencia que mejor le funciona y cuáles son las acciones que no le aportan nada. Sin duda, nos permite empezar la partida desde un punto mucho adelantado que si no tuviéramos dato alguno.

El SEO la internacionalización y las tendencias

Hemos comentado las grandes ventajas que ofrece Internet, en lo referente a ampliar mercados. Pero lo que es una ventaja, es también, una complicación añadida. La investigación de mercados forma parte de las acciones del SEO, lo que nos va a permitir entender mejor como buscan nuestro producto en otros países.

No es un tema baladí puesto que gracias a esta investigación podremos determinar si necesitamos una web única con un dominio universal, una web por país, como categorizar nuestra oferta según el destino, o algo tan sencillo como trabajar con palabras clave adecuadas.

Además, no en todos los países manda Google, algo que debemos tener presente en una estrategia de marketing digital en la que trabajemos en varios países. En posicionamiento natural nos ayudará a entender que camino nos conviene en cada caso.

Ya sea para posicionar una web en un solo mercado, o en varios, hay un tema del que no podemos despegarnos. Se trata de las tendencias o los patrones de búsqueda relacionadas con determinadas estaciones temporales. Herramientas como Google Trends, nos enseñan a identificar tendencias de búsqueda a lo largo del tiempo. Hay muchos productos y servicios cuya demanda depende de la estación del año. Esta información vuelve sobre la base de la inteligencia competitiva y nos permite anticiparnos ante posibles demandas y preparar nuestra web y contenidos según esas necesidades temporales. Otro punto para que el SEO se convierta en la piedra sobre la que bascule nuestra estrategia digital.

El SEO nos ayuda a entender cómo usar la publicidad

SEO la piedra angular de tu estrategia de marketing SEO

Estrategia de Marketing Online. Optimiza tu inversión

En SEOtic, tenemos muy claro que una estrategia de marketing para cualquier proyecto online, debe tener varios puntos donde agarrarse. Ya tenemos mucha experiencia para saber que no hay soluciones mágicas, y que haciendo esto o lo otro, vamos a conseguir un trabajo perfecto. Y es que, el marketing es en definitiva, sinergia.

Imagina una silla, con cuatro patas es muy estable, resistente y duradera, pero si vamos eliminándole patas, empezamos a detectar problemas, hasta que finalmente deja de cumplir su función. El marketing es algo similar. Apoyarlo sobre una sola acción, o peor aún, sobre distintas acciones que no guarden relación entre sí, nos va a hacer fracasar en el medio o largo plazo.

Y es que el SEO, dentro de una estrategia digital, es el pegamento que todo lo une. En muchas ocasiones, nos encontramos con clientes que no creen en el SEO, porque les han vendido (en el pasado) el SEO, como un conjunto de acciones semi mágicas que iban a hacer que su web posicionara de forma fantástica en poco tiempo. No es que no haya casos de éxito de este tipo, pero no es lo habitual. Con el SEO, es difícil conseguir resultados a corto plazo, o tener unos aumentos de tráfico orgánico exagerados. Normalmente, y con un extraordinario trabajo, es cuestión de muchos meses picando piedra.

Pero lo bueno del SEO, es que nos permite saber esto con anterioridad y prever que dificultad vamos a tener para conseguir el ansiado tráfico en nuestra web. Y no solo eso, ya que nos va a ayudar a identificar a nuestro usuario tipo, el tipo de palabra con la que busca lo que ofrecemos, el momento de compra en el que se encuentra, cuál es su comportamiento en la web, que productos son más rentables… etc, etc, etc… Datos, todo ellos, básicos para optimizar al máximo nuestra inversión en acciones de publicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…